Roma es como un libro de fábulas, en cada página te encuentras con un prodigio

-Hans Christian Andersen-